Kit de prensa

SOLAR CONCENTRA

SOLAR CONCENTRA es la Plataforma Tecnológica de Energía Solar Térmica de Concentración en España. Es un instrumento al servicio de todo el sector solar termoeléctrico, integrado por los agentes más importantes con el propósito de incentivar en materia de investigación y desarrollo tecnológico. El proyecto está promovido por PROTERMOSOLAR (Asociación Española para la Promoción de la Industria Termosolar) y financiado por el Ministerio Economía, Industria y competitividad.

OBJETIVOS

La plataforma es un instrumento al servicio del sector. Entre sus fines, colaborar en el desarrollo de proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i); fomentar la cooperación y el intercambio de conocimiento; proporcionar un marco que liderado por la Industria sirva para conseguir la implantación comercial, distribución y consolidación de manera eficaz; ayudar a las Administraciones en la definición de proyectos. Habría que subrayar dentro de sus objetivos, la creación de La Agenda Estratégica de I+D+i de la Tecnología Solar Térmica de Concentración, para mejorar la competitividad y canalizar las inversiones del sector.

LA INTEGRAN

El sector industrial, las Administraciones públicas, los centros tecnológicos, las asociaciones, las universidades y los investigadores de estas tecnologías; cualquier empresa, organismo dependiente de la Administración estatal, autonómica o local, centro de investigación puede participar en la Plataforma.

GRUPOS DE TRABAJO

Los miembros de SOLAR CONCENTRA deben tener una colaboración activa dentro de la Plataforma, por este motivo todos participan en uno de los dos grupos de trabajo creados para llevar a cabo los objetivos propuestos:


G1: Tecnologías de concentración

G2: Media Temperatura

EMPRESAS YA ADHERIDAS

Actualmente hay 108 entidades adheridas:
66 Empresas
20 Universidades
7 Agencias de la energía y Administraciones públicas
8 Centros Tecnológicos
7 Asociaciones y Fundaciones

ESTRUCTURA ORGANIZATIVA

El Consejo Gestor es el máximo órgano colegiado de la Plataforma.
La Secretaría Técnica es la que sirve de apoyo técnico de la Plataforma y está coordinada por PROTERMOSOLAR – Asociación Española para la Promoción de la Industria Termosolar.
El Grupo Consultivo sirve de nexo entre las actividades desarrolladas por la plataforma y las Administraciones Públicas, y el Grupo de Relaciones con Otras Plataformas, como su nombre indica, busca la complementariedad de SOLAR CONCENTRA con otras plataformas tecnológicas del país y de Europa.

LA ENERGÍA SOLAR TERMOELÉCTRICA

La electricidad termosolar se genera mediante una máquina térmica muy parecida a las centrales térmicas convencionales de carbón o gas pero que se alimenta de una fuente energética renovable como es la radiación solar directa.
El proceso de esta máquina térmica consiste en líneas generales en concentradores basados en espejos o en lentes que redireccionan la componente directa de la radiación solar para hacerla llegar a otra superficie de menor tamaño llamada receptor-absorbedor, donde la energía radiante se convierte en energía térmica a alta temperatura; y ésta, en el correspondiente dispositivo de transformación, en trabajo; y de éste, en electricidad para ser vertida a la red. La energía térmica obtenida en el receptor también puede ser almacenada en el elemento (tanque aislado) correspondiente; por ahora en forma de calor sensible.
Los sistemas solares de concentración permiten un aprovechamiento muy eficiente de la radiación solar al alcanzarse temperaturas elevadas. Por tanto el rendimiento termodinámico que se puede obtener es bastante elevado, dependiendo lógicamente de la temperatura alcanzada en el receptor.
La energía solar termoeléctrica (termosolar) y la fotovoltaica suelen confundirse en el lenguaje común, ya que ambas emplean la radiación solar para obtener electricidad. La energía termosolar capta la energía de los rayos de sol y la transforma en energía térmica, por lo que necesita de una conversión mediante un ciclo termodinámico para obtener electricidad, mientras que la fotovoltaica convierte directamente la radiación solar en energía eléctrica a través de células solares conectadas entre ellas en módulos fotovoltaicos.
Esto implica una gran diferencia, ya que mientras la fotovoltaica es de consumo directo y su almacenamiento es difícil, la tecnología solar termoeléctrica permite el almacenamiento y la hibridación y aporta estabilidad inercial a la red gracias a sus turbinas y alternador rotatorios. Esto la convierte en una fuente de energía fácil de gestionar, adaptable a las variaciones tanto de la radiación como de la demanda energética.

VENTAJAS Y BENEFICIOS

En el modelo energético de futuro la generación de electricidad a partir de la radiación solar es una de las opciones principales desde varios puntos de vista:

Gran Potencial: El sol es el recurso renovable más abundante sobre La Tierra y España es un país con buenas posibilidades.
Renovables y limpias: El recurso –la radiación solar- es inagotable a escala humana y no contaminante, lo que ayuda a mitigar los efectos del cambio climático.
Capacidad de almacenamiento: A diferencia de otras renovables, la industria solar termoeléctrica cuenta en sus instalaciones con la tecnología que almacena la energía térmica captada en el campo solar para poder ser convertida en electricidad cuando se desee, ya sea en periodos nublados o para atender necesidades de demanda a partir de la puesta del sol.
Capacidad de hibridación: Son tecnologías que pueden ser hibridadas con otras fuentes renovables o fósiles, y si en determinados periodos no hay sol, la central sigue produciendo electricidad a partir de otras fuentes almacenables como, por ejemplo, la biomasa o incluso el gas natural.
Capacidad de gestionabilidad: Generan electricidad y/o calor precisamente en las franjas horarias –en torno al mediodía, sobre todo en verano– en que el consumo es mayor, pero también pueden ajustarse a la demanda incluso cuando no haya radiación solar, gracias a sus sistemas de almacenamiento térmico y/ o de su capacidad de ser hibridadas.
Estas centrales capaces de controlar con facilidad la generación de electricidad mejoran la eficiencia del sistema eléctrico, a diferencia, por ejemplo, de una central nuclear, que al no poder parar su producción con facilidad crea desajustes y grandes pérdidas (puesto que la electricidad no se puede almacenar directamente).
Aporte inercial a la red: Las centrales solares termoeléctricas tienen la misma interfase con la red que las centrales térmicas convencionales, con un conjunto de turbina de vapor y alternador que proporciona una estabilidad a la red que otras tecnologías renovables no pueden aportar.
Reducción de costes: Los avances tecnológicos, tanto a nivel de componentes como de sistemas, permitirán reducir los costes de producción.
Amplio margen de mejora: Aunque lleva desarrollándose desde finales de los 70, la tecnología termosolar ha entrado recientemente en su fase de despegue comercial y tiene por delante un enorme potencial de mejora, apoyándose en importantes esfuerzos inversores y estrategias de I+D.

TIPOS DE TECNOLOGÍAS

Actualmente hay cuatro tecnologías de concentración solar térmica que sobresalen por su alto nivel de desarrollo –mayor en unas que en otras–. La más extendida es la correspondiente a los canales parabólicos, que concentran la radiación en una línea donde se sitúa el absorbedor.
Le siguen en implantación los sistemas de receptor central. En este caso, la radiación concentrada se hace incidir sobre un punto en cuyas proximidades se coloca el absorbedor, el receptor central, que -en todos los casos prácticos por ahora- se sitúa en la parte alta de una torre.
La tercera tecnología más desarrollada es la de discos parabólicos que, como la de receptor central, concentra la radiación en un punto donde se sitúa el correspondiente receptor. En este caso se coloca un motor Stirling y un alternador como elementos transformadores en energía mecánica y eléctrica, respectivamente.
Más recientemente ha aparecido una nueva tecnología de concentración, los reflectores o concentradores lineales de Fresnel, que de la misma forma que los canales parabólicos concentran la radiación en una línea donde se coloca el correspondiente absorbedor.

OTROS USOS

La energía solar térmica de concentración, no sólo se utiliza para transformar el calor en electricidad, sino que también es apta para el uso directo del calor en otras aplicaciones.
Su uso se está implementando en ciertas aplicaciones que necesitan aporte de calor y que tradicionalmente usaban gas, combustibles líquidos o sólidos e incluso electricidad, para generar calor en procesos industriales. De esta forma se puede suplir total o parcialmente el uso de estos combustibles fósiles por energía solar térmica de concentración.
Actualmente es también utilizada como aporte de calor para las centrales eléctricas de ciclos combinados de gas, reduciendo el consumo de gas de éstas y mejorando su rendimiento.
Su uso a escala doméstica y/o comercial no está muy desarrollada, si bien se están dando los primeros pasos para instalar sistemas de refrigeración para grandes superficies basados en la captación de calor mediante esta tecnología y la posterior conversión calor-frio.